Cultura

Cacerolazo cultural federal: el arte y la cultura son derechos humanos

En todo al país, el miércoles 11, sectores del arte y la cultura salieron a las calles para impedir “el apagón cultural” que pretende imponer Javier Milei.

Trabajadores de la cultura, cine, televisión, teatro, danza, música, bibliotecas populares, medios de comunicación comunitarios y cooperativos manifestaron un enérgico y masivo repudio al intento de avasallar sus derechos por medio del Decreto de necesidad y urgencia 70/2023-DNU dictado por el presidente Javier Milei y el proyecto de Ley Ómnibus.

Con ambos instrumentos se pretende modificar y/o derogar más de 300 leyes vigentes con graves consecuencias para las condiciones de vida de todo el pueblo, la política, la cultura y el arte del país.

En la ciudad de San Luis, desde las 19.00 la Plaza Pringles comenzó a llenarse de música, batucada y cánticos en defensa de la cultura y el arte como derechos humanos.

Guillermina Gómez Miró, representante provincial de INT- Instituto Nacional del Teatro, presente en la movilización expresó que “esta movida federal surge de la necesidad de defender las leyes y los organismos que fomentan y protegen la actividad cultural en el territorio nacional. La comunidad se está manifestando en defensa de estos derechos que llevaron muchos años de lucha y muchos de trabajo para lograr concretar”.

“En el proyecto de ley ómnibus, se pide la derogación de la Ley 24.800, que es que le da origen al INT, lo que implicaría su desaparición. El INT es un organismo que está dentro de un círculo virtuoso y es importante que la gente sepa que el financiamiento de estos organismos no viene de su bolsillo, no viene del bolsillo de los ciudadanos y la ciudadanas, sino que se financia con recursos que están vinculados a las pautas publicitarias de radio y de televisión, que pagan las empresas que publicitan en los medios y un porcentaje de lo que son los impuestos de loterías y casinos. No es que estos organismos reducen el presupuesto nacional que está destinado a otra área”, detalló Guillermina en diálogo con La Bulla.

Y finalizó de manera contundente expresando que “la cultura es un derecho humano y creo que lo que se está defendiendo es eso. La cultura nos provee identidad, nos provee ese patrimonio simbólico del que todos somos parte y nos trasciende. Y esto se siente como un atentado a ese patrimonio cultural”.

Compartimos la entrevista completa:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba