Encuentro entre organizaciones sociales y la CUPS

1 de mayo: Trabajadores/as organizados/as y luchando

El 1 de mayo en San Luis, en general, pasa inadvertido. Entre cristo y quebrada, esa seguidilla de días no laborables, esconden una fecha en la que deberíamos recordar y aprender de la enorme historia de lucha que los obreros y las obreras encabezaron desde siempre.
Lucha por la reducción de la jornada laboral, las condiciones del espacio de trabajo, el sueldo y la recuperación de fábricas bajo un modelo sin patrón, todas estas y tantas otras, han sido las batallas que se han librado ayer y que hoy continúan.
El día del trabajador y la trabajadora conmemora esas luchas y en este camino de reivindicaciones, de inventar nuevas formas de organización, de «acompañarnos» para llegar a fin de mes, muchas veces nos encontramos con la represión de un gobierno autoritario o la sordera de un gobierno cómplice con la clase rica. En esto y más allá de los matices y el relativo «crecimiento» de ciertos sectores, tanto el gobierno provincial de San Luis como el nacional, han tenido y tienen una larga historia en la que han sido consecuentes con la patronal y con los y las que más tienen.
Pero a pesar de ello, las trabajadoras y trabajadores, en tantas otras ocasiones, pudimos tomar el control de nuestro puesto de trabajo, de la producción, de la distribución y sentirnos libres.
Hoy 1 de mayo de 2012, en Concarán, un grupo de trabajadoras y trabajadores recuerda ese cúmulo de historias de lucha y mientras, vive la suya.
La CUPS, «Compañeros Unidos para Siempre», es una textil recuperada que hoy está en camino a convertirse en cooperativa.   Esta textil, antes conocida como «Circus», había sido sistemáticamente abandonada y vaciada por su antiguo dueño Enrique Kervokian, tanto es así, que hoy ese «capitalista ejemplar» posee una deuda que asciende a los 12 millones de pesos.
El gobierno provincial, quien al inicio del proceso de lucha, había declarado a través del ministro Mones Ruiz, que era «un error pensar que un grupo de obreras/os podían organizar y dirigir una empresa», como si no existieran cooperativas y control obrero en la historia, hoy se acercan a CUPS a ofrecer ayuda a través de la futura nueva Ley general de expropiaciones. Ley con la que intenta contener una serie de empresas que han sido quebradas por sus dueños, dejando a cientos de obreros sin fuente de trabajo. Recordemos que en la provincia, además de la ex Circus, también la empresa Prestolite (productora de alternadores, arranques eléctricos y otras autopartes) se encuentran en una situación delicada, donde las autoridades de la empresa han renunciado dejando a 230 trabajadores en estado de alerta y asistiendo a reuniones con funcionarios en un plan de lucha por los puestos de trabajo.
La CUPS lleva 4 meses de resistencia, desde enero de este año sus trabajadoras/es decidieron hacerse cargo de lo que la patronal había abandonado. Hoy están produciendo, pero sobre todo están aprendiendo una nueva forma de organizarse, sin patrón, sin jerarquías, con compañerismo y solidaridad. Y mientras aprenden, con su ejemplo nos enseñan que no hay mejor estado que el sentirse una persona libre.
Con la idea de aprender y  conmemorar este día, nos acercamos un grupo de trabajadores/as que militamos en diferentes organizaciones (ADU, La Colmena, La Minga, Casita Cultural -Frente Popular Darío Santillán, Radio La Bulla y Primaria Popular-, Cátedra Mauricio López y Asoc. de Campesinos del Valle de Conlara) y sumados a las vecinas y vecinos de Concarán pasamos una tarde con las tejedoras, operarias y «actuales» socias de la textil CUPS.

Entrevista radial con la CUPS:
Radio La Bulla realizó una entrevista con Nélida, Gladys y Gustavo, tres operarias/os de la cooperativa quienes nos cuentan sobre el proceso de recuperación y la situación actual de la textil.


HACETE SOCIE Colaborá para sostener un medio, Alternativo, popular, comunitario, feminista y disidente. Hace click AQUÍ