San Luis

Municipalidad de San Luis: entre despidos y precarización laboral

Ya son más de 200 trabajadorxs despedidxs en la Municipalidad de San Luis desde que asumió el intendente Hissa, en diciembre del año pasado.

Una de ellas es Gisella Soria, quien con una antigüedad de 5 años, la semana pasada entró en la triste lista de despidos de la flamante gestión Hissa.

“Esta gestión cuando entró, quedó en que no nos iba a echar. Hay vídeos, audios, en el cual está con la voz de Gastón (Hissa). Dijo que no iba a tocar al empleado municipal”, relata Gisella con su hijx menor en brazos.

Las promesas que Hissa realizó en campaña circulan por grupos de whatsapp en audios que ya comienzan a ser sello distintivo del gobierno municipal: hipocresía y crueldad sin limites.

“Quédense completamente tranquilos, todos los monotributistas […] que conmigo van a seguir trabajando mucho mejor de lo que estaban trabajando con Ponce y con Tamayo. Así que tengan la plena seguridad y compromiso de garantía que van a estar, no iguales sino mejores, porque vamos a reivindicar a toda la familia municipal”, se escucha en uno de los tantos audios-promesas del intendente.

La situación de Gisella es dramática. Tiene dos hijxs y vive en una casa alquilada. Sin embargo, y pese a ser trabajadora de planta permanente, sólo ha recibido silencios y ninguneos por parte del intendente que en campaña se iba en cuantiosas promesas. 

“Sinceramente pido una explicación. No estoy pidiendo que me den casa ni nada, estoy pidiendo que me devuelvan mi trabajo”, expresó.

Mientras tanto, los telegramas de despido siguen llegando a trabajadorxs municipales, que en un contexto de crisis económica nacional, quedan totalmente vulnerables a causa del ajuste que impone la gestión municipal, en consonancia con la provincial y nacional. Situación que impacta de lleno en lxs trabajdorxs municipales de toda la provincia, dado que Poggi anuló el tratado de La Toma, que estipulaba sueldos municipales por arriba de los 300 mil pesos.

Compartimos la entrevista completa a Gisela Soria:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba