HABITANTES DE LA FABRIYES EXIGEN VIVIENDAS

Hace un mes el gobernador Poggi y sus ministros presentaron el futuro hospital que se construirá en el predio de la ex fábrica de yeso, ubicada en la intersección de Av. Fuerza Aérea y Granaderos Puntanos.
La Fabriyes alberga a tres familias desde hace más de siete años, cuando el ex propietario de la fábrica huyó dejando en la calle a más de quince trabajadores y tres de ellos ocuparon el terreno.
En total son trece personas expuestas a la contaminación del yeso abandonado, rodeados de tinglados a punto de derrumbarse, precipicios al descubierto y hacinados en pequeñas habitaciones. En esas condiciones han esperado por casi una década alguna solución.
El antiguo patrón los dejó sin trabajo y adeudando varios meses de sueldo, en tanto el Estado Provincial prometió en cada campaña electoral una solución a la situación. En su momento, la única respuesta por parte del gobierno fue incluirlo dentro del Plan de Inclusión.
El año pasado, el gobierno expropió el terreno con la promesa de darles vivienda a los habitantes y construir un hospital en el lugar. La obra se iniciaría en julio y la incertidumbre de las familias es cada vez mayor. Hace algunas semanas firmaron una orden desalojo sin fecha y aún desconocen si les entregarán las casas que el gobernador prometió. Es por esto que advierten que no dejarán el lugar hasta que se cumpla con la promesa habitacional.
Compartimos con ustedes la entrevista realizada para Radio La Bulla, con el Sr. Barrasa y el Sr Núñez quienes viven en la Fabriyes.