“Casi todas las leyes ambientales tienen sus detractores o sus lobbys en contra”

Agrotóxicos, incendios en cientos de hectáreas, humedales en riesgo, empresas multinacionales y su lobby en la política y la Justicia, son algunas de las paredes que encuentran los grupos ambientalistas en su lucha diaria por las causas ecológicas.  En esta entrevista, Enrique Viale, referente de los abogados ambientalistas, habla sobre incendios, ley de humedales y agrotóxicos, entre otros temas.

Enrique Viale, es presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas y uno de los principales referentes en la lucha judicial por causas que involucran al medio ambiente. El principal problema que se debe enfrentar como sociedad, según consideró Viale en diálogo con Tiempo Judicial, es “el tema del agronegocio, los agroquímicos que están generando una situación de gravedad inusitada”.

-¿Se puede señalar como principal obstáculo el accionar de las empresas?

-Casi todas las leyes ambientales tienen sus detractores o sus lobbys en contra. La Ley de Bosques, por ejemplo, tuvo los agronegocios en contra, porque obviamente no quería que se avance ahí. La Ley de Glaciares tenía la minería en contra, y la Ley de Humedales también tiene un triple lobby, porque la ley está en contra del agronegocio, que avanza tanto con la soja como con la ganadería intensiva sobre sobre estos ecosistemas. Pero también la minería, la minería de litio está sobre humedales de altura en la cordillera.

-¿Son sólo las empresas que cosechan, crían o extraen?

En estos momentos también tenés otro tipo de lobby que es la “especulación inmobiliaria”. El avance inmobiliario sobre humedales también se opone fervientemente esta ley, así que es difícil avanzar con la norma.

-Tomando a Monsanto como ejemplo ¿existen otras tan grandes?

Monsanto es una de las empresas más poderosas del planeta, que tiene una enorme capacidad de lobby y que lo hacen todos los sentidos. Cuando se habla del caso del glifosato por ejemplo. Con la ley de humedales hay corporaciones y empresas ligadas al campo que no hay ninguna duda que tienen sus intereses.

-¿Cómo cuál?

El grupo IRSA. Qué es el grupo inmobiliario más grande Argentina y uno de los más grandes del mundo, qué es el dueño de todos los shopping de la ciudad y de un montón de inmuebles de Buenos Aires y en todo el país. Pero además el grupo IRSA también tiene a CRESUD, que es la mayor terrateniente sojera. Es un grupo muy, muy poderoso y tiene mucha capacidad de lobby sobre todos los partidos políticos, gobierne quien gobierne, y es bastante impune porque no es tan conocido como Monsanto.

¿La Justicia da algún tipo de respuesta?

La Justicia está bastante contaminada en cuestiones ambientales, sobre todo en las provincias, que tienen una gran relación con los sectores dominantes. Hubo en los últimos años algunos triunfos de distintos lugares y momentos. Nosotros decimos que este modelo es un “modelo extraccionista”, de una gran degradación institucional, y obviamente que el poder judicial no escapa. Pero hay casos aislados y casos puntuales.

-Es decir que algunas veces la Justicia dio respuesta a los reclamos…

Hay algunos casos aislados, por ejemplo, en la fumigación. En qué hubo triunfos y lo jueces han ordenados alejar la fumigación de la ciudad y de los centros urbanos. Pero siempre de forma individual o muy puntual. Nosotros hicimos una acción judicial hace muchos años ante la Corte Suprema  y no logramos en ese caso que la Corte se quiera meter con el tema de fumigaciones. Creemos que tiene que ver con eso, con las dificultades que existen en relación a estos poderes con los grandes poderes económicos.

-¿Y qué es lo que debería cambiar?

La aplicación de los principios preventivos y precautorios. Son dos principios que están en nuestra legislación y que el poder judicial muchas veces no comprende. Con la aplicación de esos dos principios, se podrían cambiar bastante las cosas. Es decir, actuar antes que las cosas ocurran. Eso es preventivo, y el precautorio es el que invierte la carga de la prueba, es decir, quiénes son las empresas o personas que introducen una sustancia y una actividad a la sociedad es el que tiene la inocuidad de la misma.

Y si hablamos de urgencia ¿Dónde está?

-Lo principal que hay que solucionar ahora es el tema de las fumigaciones, el tema del agronegocio, los agroquímicos que están generando una situación de gravedad inusitada. Sobre todo, el mayor problema Argentina por su extensión es la cantidad de afectados. Es decir, hay un montón de problemas ambientales, como los ríos, el riachuelo, pero en la cantidad de afectados en el tema de las fumigaciones es un tema que merece su máxima atención por la extensión y la cantidad de personas afectadas.

Fuentes: http://redeco.com.ar/, www.tiempojudicial.com


HACETE SOCIE Colaborá para sostener un medio, Alternativo, popular, comunitario, feminista y disidente. Hace click AQUÍ