Miguel Becerra, el transfóbico presidente de la Federación Sanluiseña de Hockey

Hace unas semanas se viralizó un audio de un grupo de whatsapp, donde Miguel Becerra, presidente de la Federación Sanluiseña de Hockey sobre Césped y Pista, relata las supuestas dificultades que tiene con las «jugadoras trans». Respecto a la incorporación de las jugadoras trans, dice: «Yo no tengo absolutamente nada (…),respeto socialmente la ley de los trans en todos sus sentidos, social. Y en el sentido competitivo, en el sentido deportivo, que hay ciertos grises que están regulados de alguna manera por el Comité Olímpico Internacional (COI) y muy en contra de la sugerencia que tuve de la Confederación Argentina de Hockey, las incluí» (…) «Les presté la camiseta, les cedí la camiseta».

Y continua en ese audio de whatsapp: «Hace un mes que estoy perseguido por el Inadi porque la señora María José Ochoa me hizo una denuncia de discriminación». Queda en evidencia que Becerra no entiende el funcionamiento del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), que solo quiere informarle sobre el fallo del dictamen frente a la denuncia de discriminación realizada por Maria José Ochoa en el 2016. Es decir, no hay tal persecución mencionada por Becerra, solo necesidad de seguir los pasos burocráticos, que indican  que se debe informar a las partes una vez que Inadi expide el fallo.

Pero Becerra sigue sin comprender el funcionamiento del Inadi y desconoce el fallo a su favor respecto de la denuncia de discriminacion que realizó  María José Ochoa, y en el audio arremete con toda su ignoracia y transfobia. «Para darle la razón al Inadi de la denuncia que me hacen, yo voy a tomar la decisión, como presidente, logicamente con el apoyo de uds., si uds dicen que estoy equivoca seguirán jugando estas chicas. Seguirá jugando  Mia y María José Ochoa o José María Ochoa, no se como se llame». Así, cual patrón de estancia transfóbico, Becerra decide que las jugadoras trans no juegan más.

El audio mencionado deja en evidencia que este señor es un transfóbico. La defición básica de la transbobia es el miedo, el odio, la falta de aceptación o la incomodidad frente a las personas transgénero, consideradas transgénero o cuya expresión de género no se ajusta a los roles de género heteronormadas. Parece ser que el presidente de la Federación Sanluiseña de Hockey encaja justo en esa definición. Y decimos esto porque su odio no le permite entender, no le permite ver que el Inadi ha fallado dos veces a su favor.

Parte de uno de los dictámenes del Inadi dice: «Coclusión: Por los motivos expuestos, considero no existen elementos que permitan acreditar una conducta discrimanotoria en los términos de la Ley 23.592, normas concordantes y complementarias procedentemete citadas». Y sigue: «Recomenación: No obstante lo expuesto, este Instituto exhorta a las autoridades involucradas a que, de encontrarse cumplidos los requisitos exigidos por el COI, se permita a la Sra. Ochoa participar de las instancias competitivas correspondientes»,  firmado por Dra. Paula Spaccarotella, Coordinadora de recepción y evaluación de denuncias.

Pese a ello, el Sr. Becerra insiste en que es perseguido por el Inadi. Y embiste, otra vez, contra María José Ochoa, integrante del Fenix Hockey Club, amenzando con no permitirle jugar por tiempo indeterminado.

Compartimos el audio de whatsapp mencionado, perteneciente a Miguel Becerra, presidente de la Federación Sanluiseña de Hockey: