Ariel Guibelalde: «La Reforma Laboral fue pactada con la CGT»

Ariel Guibelalde: “La Reforma Laboral fue pactada con la CGT”

Con un gran cerco mediático y  el apoyo de la cúpula de la CGT,  el gobierno nacional propone una reforma laboral que pone en franco retroceso los derechos  laborales de todxs lxs argentinxs.

Algunas de las modificaciones propuestas que someterán a una situación de explotación laboral a lxs trabajadorxs, son:

1. Eliminación de las indemnizaciones a favor del trabajador por incumplimiento en la registración, total o parcial, de su contrato de trabajo y su remuneración (arts. 8, 9, 10 y 15 Ley 24.013).

2. Creación de la figura del “trabajador autónomo económicamente dependiente”, que preste servicios personales para una empresa o persona física en hasta un 80% de sus ingresos anuales, excluyéndolo del régimen del contrato de trabajo y remitiendo a una regulación estatutaria especial.

3. Exclusión del régimen del contrato de trabajo de los “trabajadores independientes y sus trabajadores independientes colaboradores”, creando una zona de exclusión de la ley laboral para quienes trabajen para otros (hasta cinco trabajadores).

4. Eliminación de la multa por falta de entrega de certificado de trabajo (art. 80 LCT cf. ley 25.345).

5. “Banco de horas”, a ser establecido mediante los convenios colectivos, por el cual el cómputo de la jornada máxima, diaria o semanal, pasa a ser anual, permitiendo compensar los excesos de jornada a lo largo de un año y sin pago de recargo por horas extraordinarias.

6. Aumento de la jornada diaria, en orden al sistema de calculo en base a promedios, de 8 a 10 horas.

7. Eliminación de la base de calculo para la indemnización por despido del SAC, horas extraordinarias, comisiones, premios, compensaciones de gastos y todo otro rubro que no tenga periodicidad mensual (art 245 LCT).

8. Creación del Fondo de cese laboral, que permitirá financiar a los empleadores las indemnizaciones por despido, a través de los convenios colectivos, sustituyendo por dicho fondo las obligaciones previstas en los arts. 232, 245 y las previstas en otras normas a que a ellas se remitan.

9. Sistema de Prácticas Formativas, que alcanzará a graduados universitarios – con hasta un año de expedición del título respectivo – por un año y con una jornada de hasta 30 horas señales de trabajo.

10. Incorporación de trabajo por vía de la “formación”, para jóvenes de hasta 24 años de edad o trabajadores desocupados.

11. «Blanqueo laboral», por el cual si se declara a un trabajador no registrado, dentro del plazo de 180 días de vigencia de la ley, se condonan todas las deudas por aportes, contribuciones, infracciones, multas y recargos e, incluso, se produce la extinción de la acción penal. Los trabajadores, en cambio, cualquiera sea la extensión de la relación no registrada, sólo podrán tener acreditados hasta 60 meses de reconocimiento para su jubilación al valor del salario mínimo, vital y móvil.

12. Se extiende la edad jubilatoria hasta los 70 años y se pretende eliminar regímenes especiales de jubilación anticipada (como metalúrgicos, docentes, choferes decarga y pasajeros, portuarios, mineros, etc.)

Desde La Bulla  dialogamos con Ariel Guibelalde, delegado sindical de la fábrica Tirolyt, quien contextualiza sobre el tema, reflexiona en torno al rol de las cúpulas sindicales y  las acciones que los y las trabajadoras deberíamos implementar para impedir el avance de estas reformas:

*Imagen de indymedia.org