CARNAVAL TODO EL AÑO: Los rostros detrás del derroche

Durante 2013, el gobierno provincial expropió varios predios en la ciudad capital. Uno de ellos, es en el que funcionaba la ex fábrica SCAC. Esta empresa, que se dedicaba a la fabricación de cementos armados, abandonó un terreno ubicado a lo largo de la calle Granaderos Puntanos entre Av. Fuerza Aérea y Justo Daract.
Esas tierras se transformaron en un baldío abandonado que funcionó como basurero y pronto dio lugar a un asentamiento que tomó el mismo nombre de la empresa. Quienes habitan la zona lo conocen como Barrio SCAC y alberga a una veintena de familias hacinadas y de pocos recursos.
Luego que el vecindario se organizara, juntara firmas y pidiera un hospital para la zona, a principio de este año el gobierno provincial se acercó al predio de la ex Fabriyes (otro predio expropiado frente a la SCAC) y anunció que finalmente construirían un hospital, pero que en la SCAC tenían planeado edificar una Escuela de Samba y viviendas destinadas al Plan Sueño y Progreso, y no para quienes habitan el predio.
Ante la presencia de Poggi, vecinas y vecinos reclamaron viviendas y la respuesta que escucharon fue: «ese es otro tema». Cómo si lo urgente fuera el sambódromo y los 70 millones de pesos gastados en el carnaval de este año, en lugar de una solución al drama habitacional que viven.
Aquí compartimos los testimonios de quienes viven y sufren la política del derroche.

 


HACETE SOCIE Colaborá para sostener un medio, Alternativo, popular, comunitario, feminista y disidente. Hace click AQUÍ