Plurinacional

Hoy cumple 19 años Delia Gerónimo Polijo, desaparecida en Traslasierra, Córdoba, hace más de 4 años

18 de febrero, cumpleaños número 19 de Delia Gerónimo Polijo, la adolescente que desde hace exactamente 53 meses está desaparecida en  La Paz, Traslasierra, Córdoba.

En redes sociales, Roxana Bonafont, vecina de La Paz, quien junto a la comunidad acompaña a la familia en la búsqueda, escribió: “Nos la desaparecieron el 18 de septiembre del 2018 al salir de la escuela. Nunca llegó a su casa. Delia, cómo todas las niñas de esa edad, soñaba con su fiesta de 15 años. No la dejaron”.

Y agrega: “Hoy Delia, cumple 19 años. Nada que festejar. Delia nos duele. Exigimos que vuelvan a buscarla. Necesitamos que la justicia, si es que hay, actúe y vuelva a buscar a nuestras desaparecidas. En el  Departamento de San Javier, nos siguen faltando DELIA GERÓNIMO POLIJO, LUZ MORENA OLIVA, MARISOL REARTE Y SILVIA GLORIA GALLARDO. ¿Cuánto más tendrán que esperar sus familias para saber qué sucedió con cada una de ellas?». 

¿Qué pasó con Delia?

Desapareció el 18 de septiembre de 2018 en La Paz, Traslasierra, Córdoba. Desde ese fatídico 18 de septiembre, se iniciaron marchas diarias que su familia sostuvo junto a vecinos/as y activistas feministas que desde el primer día han acompañado a la familia y exigido al Estado que continúe la búsqueda  de  la adolescente.

La hipótesis más fuerte tiene como implicado Mauro Martínez, quien se suicidó a los tres meses de la desaparición de Delia.  Desde ahí la justicia no ha podido aportar ningún dato certero.
La causa no avanza. Y su familia sigue pidiendo por Delia. 

Delia, de origen boliviano con padre y madre quechuahablantes

Modesta y Mario, madre y padre de Delia, llegaron desde Bolivia a vivir a localidad de La Paz y a trabajar en los hornos de ladrillos,  trabajo realizado en su mayor parte  por la comunidad boliviana. Los sueldos son muy bajos y en precarias condiciones.
En numerosas ocasiones, han sufrido violencia en la justicia por ser quechuahablantes. No hubo ni hay traductores.

Violencias por doquier en un justicia racista, clasista, donde poco y nada avanza en torno a la causa de Delia.

Pese a todo,  su familia sigue buscando a Delia y exige al Estado que la investigación avance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba