Justicia por Brenda Arias

Justicia por brenda arias, san luis argentina

Desde La Bulla Comunicación Alternativa, acompañamos de cerca el pedido de Justicia de la familia Arias frente al femicidio de su hija Brenda, donde el Estado provincial mira al costado.
Este jueves 9, Negrita Garayalde, mamá de Brenda, interceptó en la vía pública a Aldolfo Rodriguez Saá y, frente a la indiferencia del senador, Negrita clamó por Justicia por su hija.
Compartimos el texto de Susana Dromi, donde relata lo sucedido y contextualiza sobre este irresuelto femicidio:

La negra Garayalde clama por justicia para su hija al senador Nacional Adolfo Rodríguez Saá  (Informe: Susana Dromi)
 
Una imagen vale más que mil palabras. El dolor de una madre. La madre de Brenda Arias cansada de denunciar, de reclamar justicia por su hija se arrodilló este mediodía ante Adolfo Rodriguez Saá, para clamar una vez más por la búsqueda de los responsables del crimen de su hija. El apellido Rodríguez Saá, es ícono de poder y de injusticia para la familia de Brenda, por lo que no pasó desapercibida la presencia del actual senador Nacional Adolfo Rodríguez Saá, casi al frente del domicilio de la conocida Negrita Garayalde, quien apenas lo reconoció se acercó a él, con su sensibilidad a flor de piel para clamarle y reclamarle en persona, cara a cara y directa y públicamente por JUSTICIA PARA SU HIJA. De rodillas se tiró al piso a pesar de su problema de salud y dificultad para movilizarse y hizo oír su voz con palabras desgarradoras al compás del llanto de su historia. El senador nacional, la oyó tranquilo en un principio pero varios de los que iban llegando, fueron los sorprendidos cuando en total calma le preguntó: “¿Quién es Usted?” A lo que Negrita no pudo menos que sentir vergüenza ajena ante semejante acto de liviandad y el desconocimiento de los gobernantes sobre los crímenes acaecidos en la provincia. “Es uno de los casos más emblemáticos de San Luis”, sentenció Garayalde. La querida Negrita le recordó al Adolfo haber hablado con su hermano Alberto sobre el caso y que éste se comprometió hace años en brindar las herramientas para el esclarecimiento del hecho pero nunca nada sucedió. Adolfo le aseguró que si su hermano se había comprometido iba a haber justicia. Pero la mamá de Brenda le refutó que: “nada hizo Alberto hasta el momento.”
Ante el blanqueo mental de Adolfo es necesario recordar que el caso de Brenda Arias sigue impune desde hace 8 años, que han sido incesantes los reclamos de su familia, que son interminables las marchas en pedido de JUSTICIA, que sin ir más lejos el año pasado varias organizaciones sociales y de derechos humanos acompañaron a la familia desde la Ciudad de San Luis en colectivo hasta Villa del Carmen para continuar con el reclamo, donde estuvieron presentes referentes políticos, sociales, luchadores, músicos, etc. además se pintó un mural colectivo con el rostro de Brenda y el grito de JUSTICIA otra vez quedó plasmado en la pared de su pueblo. Noticia tapa del Diario de la República. Ése es el caso Sr. Adolfo Rodríguez Saá. Garayalde llevaba puesta la remera con la imagen y el nombre de Brenda pero esto no pudo visualizarlo el senador. Tampoco le pidió que se levante del piso y le hablé de igual a igual, y cuando notó que estaba siendo filmado por varias personas y fotografiado, que el tránsito estaba atento al suceso y también los transeúntes, decidió huir del lugar sin dar alguna respuesta comprometida o llevar calma a la madre desesperada o extender su mano para levantar a la Negra del piso. Muy por el contrario subió al vehículo, cerró la puerta, arrancó y aceleró, y como respondiendo al reclamo colectivo del pueblo de San Luis en la boca de la Negra, de Justicia por Brenda, el Adolfo se dejó llevar por la escalofriante sensación de sálvese quien pueda… y desapareció