Escuela Lucio Lucero: Ataque a la libertad sindical

El gobierno provincial inició acciones judiciales para el desafuero de cinco delegados gremiales.

En el 2015, durante el gobierno de Claudio Poggi, docentes de la Escuela Lucio Lucero decidieron llevar adelante un reclamo por la recomposición de sus salarios. Ante la ausencia de respuestas, comenzaron con distintas medidas de fuerza hasta lograr ser atendidos por el Ministerio de Educación. Tras una mesa de negociación y varias semanas de diálogo, se firmó un acuerdo que, sin embargo, no fue respetado. Frente al incumplimiento de lo acordado, lxs docentes decidieron en asamblea retomar las medidas de fuerza, que incluyeron una toma simbólica del establecimiento educativo.

A raíz de lo acontecido, el gobierno provincial resolvió iniciarles un sumario administrativo a los cinco delegados docentes de la escuela. Sin embargo, las actuaciones fueron devueltas a Educación ya que la oficina de sumarios les reconoció los fueros sindicales, los cuales protegen la libertad sindical, garantizando, por ejemplo, que lxs delegados gremiales no puedan ser sancionados.

Hoy en pleno 2017, y con un cambio de gestión gubernamental de por medio, el gobierno provincial decidió iniciar las acciones para el desafuero de los delegados gremiales vía judicial, para así poder retomar los pedidos de sumarios.

Frente a este claro ejemplo de persecución sindical, que se repite de un gobierno a otro, lxs docentes sumariados cuentan con el apoyo y el acompañamiento legal de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA).

Desde La Bulla dialogamos con Amanda Arce, delegada docente del Lucio Lucero y Secretaria de Prensa de la CTAA, quien nos manifestó que: “Esta es una maniobra que utilizan para amedrentar y para atacar las organizaciones de los trabajadores y cuando se hace esto es porque algo hay detrás. Y lo que hay detrás es un furioso ajuste, sobre todo, con la educación”.

Compartimos la entrevista con Amanda: