Nuevo presidente y estado de alerta en la clase trabajadora.

A dos días de asumir Mauricio Macri, el nuevo gobierno nacional se enfrenta a una escalada en la suba de precios generales y un expectante y preocupado sector de trabajadores.
El triunfo de “Cambiemos” significará la consolidación de un proceso de liberalización de la economía y derechización de las políticas públicas. En campaña electoral ya habían anunciado la unificación del precio del dólar, que aparentemente se llevará a cabo en las próximas semanas. Esto significará, una devaluación del valor del salario, que sobre todo tendrá un alto impacto en los trabajadores y más que nada en los sectores populares.
Ante esta situación, que se advertía ya desde la campaña y es más, en parte había comenzado con las devaluaciones del gobierno Kirchnerista, varias centrales de trabajadores y sindicatos vienen advirtiendo la necesidad de reabrir mesas de negociación salarial y hasta aumentos de emergencia o doble aguinaldo.
En este sentido, tanto la CTA kirchneristia, como la CTA Autónoma han coincidido en el análisis y la preocupación.
La Bulla dialogó con Diego Costa, Secretario General de la CTA Autonoma, San Luis, para que nos de su caracterización de este cierre de años:

El sector más importante de trabajadores de la docencia, nucleares en la Federación Conadu Histórica, realizó ayer viernes, un congreso extraordinario para definir su pliego de reivindicaciones, que incluye la inmediata reapertura de paritarias salariales y el pago de un doble aguinaldo para fin de año. Para mayores precisiones nos entrevistamos con Arturo Gómez Barroso, Secretario Gremial de la Asociación de Docentes Universitarios de San Luis: