Renunció la rectora de la Universidad Nacional de Villa Mercedes

Tras 2 meses de conflicto en la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UNVIME), su rectora organizadora, Gladys Ciuffo pidió que no se le renueve la designación. Su renuncia es parte de una escalada de protestas tanto del sector estudiantil y docente.
Hace más de 60 días, los estudiantes peticionaron sobre el aval de sus planes de estudios, dictado de clases y denunciaron maltrato por parte de las autoridades. Mientras tanto, el sector docente exige que se revierta la situación de precariedad laboral, en donde la mayoría están como contratado/monotributista y prestando servicio para varias asignaturas. Esta situación, que claramente infringe lo pautado en el Convenio Colectivo de Trabajo, ha generado graves conflictos para desempeñar con normalidad el dictado de las clases.
La UNVIME, a 4 años de haber sido inaugurada, demuestra la compleja situación de muchas de las nuevas universidades donde su creación no ha sida consecuencia de un estudio serio de factibilidad.
En la ciudad de Villa Mercedes ya existe una casa de estudio, la Universidad de San Luis (UNSL), y la puesta en marcha de la UNVIME se consiguió a través de la precarización de docentes que ya prestaban servicios en la otra universidad.
Así mismo, este conflicto es parte de una interna Kirchnerista, quienes gobiernan la UNVIME desde su creación y donde además se sumó a la escena el PJ de los Rodríguez Saá, quienes tuvieron mucho peso en el proyecto inicial de la UNVIME. Los Saá se propusieron con la creación de esta universidad, fragmentar el poder que concentraba la UNSL. Hoy, en una coyuntura electoral, todos intentan acomodar sus espacios de poder e influencia, en el medio quedan miles de estudiantes y cientos de trabajadores docentes con sus derechos avasallados.
Para analizar en detalle la situación de la UNVIME, compartimos un audio realizado desde La Bulla para Enredando las mañanas, programa que se transmite por la RNMA: