Un año sin Guadalupe

El 14 de junio se cumplió un año de la desaparición de Guadalupe Belén Lucero.

La niña puntana fue raptada de la vereda de la casa de su tía y hasta el día de hoy nada se sabe de ella.

Sus familiares convocaron a una marcha que contó con la presencia de la comunidad en general, como así también de organizaciones feministas, estudiantiles, sindicales y partidos políticos.

El recorrido de la concurrida marcha comenzó en la calle Colón y Bolivar, con la inauguración de un mural por Guadalupe y concluyó en el Poder Judicial que estaba con un exagerado vallado y con la presencia cuantiosa de efectivos policiales.

Bajo canticos de «Aparición con vida de Guadalupe», «Que renuncie el Ministro de Seguridad Anastasi», avanzó la marcha que concluyó con las palabras de la abuela materna de Guadalupe, quien agradeció el acompañamiento y pidió que se siga buscando a su nieta.

Hasta la fecha, el Estado provincial no ha logrado dar con el paradero de la niña, pese a realizar un sin fin de rastrillajes, de seguir más de 100 líneas de investigación y de ofrecer recompensa por datos sobre la menor. Sólo han mostrado inoperancia y despliegues espectaculares con efectivos policiales que nada hacen y a nada arriban.

A un año de la desaparición de Guadalupe, sólo quedan las falsas promesas que el gobernador le hiciera a la familia respecto a que toda la cúpula política renunciaría si no encontraban a la niña.

Un año y Guadalupe no está con su familia. Que renuncien y admitan su inoperancia.



HACETE SOCIE Colaborá para sostener un medio, Alternativo, popular, comunitario, feminista y disidente. Hace click AQUÍ