Vecines de La Paz y Merlo piden un corredor sanitario para poder trabajar

El aislamiento obligatorio trajo un sin fin de problemáticas para les trabajadores a lo largo y a lo ancho de toda la región. Y en este momento, trabajadores que viven en la zona limítrofe de Merlo (San Luis) y La Paz (Córdoba) padecen las dificultades que les acarrea no poder circular de una localidad a otra, por la medida de cierre de los puntos limítrofes que ha estipulado el gobierno sanluiseño.
Un grupo de aproximadamente 70 personas ha quedado aislado, sin trabajo ni atención médica cercana, ya que pertenecen a Córdoba, pero viven del trabajo que realizan en Merlo, que es la localidad más cercana a sus domicilios, pese a estar en otra provincia

Desde el inicio del aislamiento, la medida del gobierno puntano fue bloquear ingresos a la provincia con terraplenes de tierra, prohibición de pasar y con estricto control policíal. Esta medida ha afectado a les trabajadores que viven ambas localidades, y pasado más de dos meses de esta disposición, a muches de elles se les hace imposible seguir subsistiendo sin generar ingresos económicos, por lo que piden a los gobiernos de ambas provincias, habiliten un corredor humanitario y sanitario para poder circular con los controles y medidas pertinentes.

Pero hasta ahora, sólo han logrado que el gobierno puntano realice una encuesta para relevar infomación, transmitirla al gobierno cordobés y, luego de todo ese proceso burocrático, esperar que tomen decisiones. Mientras tanto más de 70 personas siguen sin poder trabajar y con ello, un sin fin de problemáticas asociadas a la imposibilidad de circular tal y como lo requieren sus actividades cotidianas.

Situaciones limites se han producido a causa de los terraplenes: murieron dos personas. Una, que vivía del lado cordobés, pero el centro de salud más cercano estaba en Merlo, a 8kms de su localidad. La ambulancia tuvo que ser solicitada a Villa Dolores, a 50 kms, ya que desde Merlo no podía cruzar a causa del terraplen. La otra, un trabajador de un supermercado al verse obligado a ir a Merlo por temor a ser despedido de su trabajo, intentó traspasar el terraplén pero tuvo un accidente y murió aplastado.

Andi, vecina autocovocada, quien vive en Merlo pero desde al aislamiento quedó del lado de Córdoba porque tiene a su madre enferma, junto a su hija siente los efectos de estas resctricciones que le impiden desarrollar su trabajo. “Está toda nuestra vida parada porque mi trabajo, que es del lado de Merlo, por la cuarentena no puedo hacer más nada […] Asi que estamos con el día a día, viviendo de la jubilación de mi mamá y es desesperante. No podés salir a laburar y tener que esperar si nos van a dar una solución o no. Es muy angustiante estar esperadno todos los dias si hay una noticia a favor de nosotros los vecinos”, relata Andi.

El sábado 13, por tercera vez, les trabajadores y familias afectadas se reunieron de manera pacífica en el punto limítrofe y del lado de Córdoba realizaron otra actividad de visibilización. La primera fue 30 de mayo y la segunda el 11 de junio. En las tres oportunidades, pidieron al gobierno puntano que escuche y atienda sus necesidades, ya que sus puestos labolares están en Merlo o localidades aledañas.

Luego de la marcha pacífica del día sábado 13, les vecines realizaron una asamblea para delinear acciones a seguir y asi visibilizar su reclamo. “Desde el comienzo de la cuarentena el gobernador Alberto Rodriguez Saa ordenó colocar montículos de tierra y piedra, obstruyendo la ruta provincial número 14 y los diferentes accessos. Este bloqueo nos perjudica seriamente a todos los vecinos de la zona limítrofe, negando el paso de ambulancias, bomberos, maestros, enfermos, trabadores. Por eso, reclamamos que se tomen medidas urgentes para lograr un corredor sanitario y humanitario ya que somos una zona libre de covid 19 desde Traslasierra Córdoba y San Luis”, relata una de las vecinas autoconvocadas.

Fany, otra de las trabajadoras detalla que “estamos luchando por los motivos de todos, pero en particular yo necesito parar porque trabajo en la escuela de Rincón del Este. Yo cobro del lado de San Luis y tuve inconvenientes para cobrar ya que el cajero de Córdoba me retubo dinero. Tuve que hacer muchos trámites para que devuelvan ese dinero. Y lo otro es un problema de salud. Me atiendo en Merlo por un problema de fibromialgia […] y necesito una medicación y la gente que me trata está en Merlo”.

En la asamblea mencionada, les vecines decidieron realizar otra jornada de visibilización y reclamo el día 18 del corriente. Planena una marcha alrededor de la plaza con el permiso policial de avanzar sólo hasta media calzada, sumar a la marcha un alimento no perecedero para las familias que lo necesitan y presentar un petitorio realizado por vecines autoconvocades que exprese los reclamos ya conocidos.

Asi, este grupo de vecines autocovocades, además de reclamrar por las dificultades que las medidas tomadas por el gobierno puntano les acarrea, presentan posibles soluciones y alternativas a la compleja situación que atraviesan.