¿DE QUIEN ES LA TIERRA? La problemática en torno a la vivienda

La posibilidad de ser propietario de una vivienda se ha convertido en lujo que pocos pueden darse. En los sectores populares y postergados de nuestra provincia, esto es aún más complejo y difícil. Lejos quedaron los planes masivos de viviendas económicas que el gobierno supo crear y el crecimiento poblacional de San Luis se ha elevado exponencialmente. La Agencia Estatal SIEMPRO realizó un censo en los nueve barrios más vulnerables de la ciudad Capital, entre los que se encuentran el Barrio Aeroferro y SCAC, y de allí se desprende que todos estos barrios juntos cuentan con poco más de 9 mil habitantes.
El Aeroferro está conformado por 147 lotes que se adjudicaron producto de un decreto que en el año 2000. Allí habitan un total de 400 familias, mientras que en lo se conoce como barrio SCAC y que en realidad son asentamientos alrededor del predio de la ex fábrica SCAC, hay unos 30 lotes donde viven alrededor de 40 familias.
En estos barrios la problemática sobre la tenencia de la tierra y la titularidad de las viviendas es muy grave. La mayoría se construyeron a partir de asentamientos que proliferaron a fines de los 80´y durante los años 90´ y hoy, gran parte de sus habitantes carecen de la titularidad o alquilan una precaria vivienda a elevados precios. Por supuesto que a la incertidumbre que genera la posesión precaria de una vivienda, se le suma la falta de cloacas, agua y la insalubridad en la cual se ven obligados a sobrevivir.
El gobierno ha lanzados diferentes planes, entre ellos el plan «Mi casa, mi escritura», pero el proceso no es del todo efectivo y barrios como el Aeroferro suelen ser discriminados por funcionarios del Ministerio de Vivienda, en tanto que vecinos y vecinas denuncias que los trámites se vuelven tediosos y difícilmente llegan a conseguir la escritura.
Compartimos la entrevista realizada en La Grieta Alerta, con Yamila: