¿Hacia una ciudad sin árboles?

La Ciudad de San Luis viene cambiando su fisonomía en función del comercio y del turismo pero estos cambios tiene sus riesgos, es exponerse a concentrados de contaminación ambiental, visual y sonora.

En cuarentena la Municipalidad de San Luis ordeno sacar arboles, poniendo es riesgo a trabajadores municipales sin contar con los elementos requeridos y sin ser esta tarea una actividad esencial en tiempos de Covid19.

En comunicación con La Bulla, Adriana una vecina menciona: «No levantaban la vereda, que era una de las razones que me dieron a mí cuando me comunique con la secretaria del Intendente», «Ella me contestó que ademas los técnicos de Servicios Públicos habían dicho que estaban tapando los desagües y que en la última lluvias grandes se habían caído varias ramas producto de los fuertes vientos», además agrega, «debemos exigir que nos demuestren todos los estudios técnicos que se han hecho para justificar una cosa como la que han producido»


Los árboles talados en la vereda del Banco Nación.

La vecina provincia de Mendoza desde 2008 mantiene una Ley de Arbolado Público y una política para la recuperación y mejoramiento del arbolado.

Esta Ley junto con otras ha permitido proteger las especia existentes «en calles, caminos, plazas, parques y demás lugares o sitios públicos y al que exista plantado en las márgenes de ríos, arroyos y cauces artificiales o naturales del dominio público o privado al servicio de la irrigación y de la vialidad.» Ley 7873.

«- Reconocer en el arbolado un patrimonio natural y cultural de los mendocinos y declarar de interés provincial a la gestión para la recuperación y mejoramiento del arbolado público.

– Trabajar en conjunto con el Estado Nacional, Estado Provincial, el Estado Municipal, las asociaciones vecinales, las ONG ambientales y la comunidad científica especializada de los distintos organismos, facultades y universidades, para lograr una recuperación y mejora del arbolado público.

– Evitar las agresiones y prácticas no autorizadas que se efectúen en desmedro del desarrollo vegetativo del arbolado público.»


Árboles en veredas y canales de la ciudad de Mendoza.

La Ciudad de San Luis esta lejos de generar políticas que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas. La reforestación puede atenuar sus efectos negativos de la creciente urbanización ya que absorben sustancias contaminantes y proveen sombra reduciendo la temperatura. «A través de la absorción los árboles tienen un efecto positivo en la reducción de los contaminantes gaseosos, especialmente SO2y NO2. Al establecer barreras anchas y formadas por diferentes tipos de árboles y arbustos se logra fijar, retener y capturarlos contaminantes emitidos por procesos industriales y por combustión vehicular» más info: https://inta.gob.ar/sites/default/files/tesina_-_arbolado_de_alineacion_-_fuente_gaston_e.pdf

En diálogo con Adriana, comenta que no quisieron tomarles el reclamo: «Llame al 147, también lo hicieron otras personas y no nos quisieron tomar el reclamo. A mí me dijeron que no podían dar ningún número de reclamo por que no lo podían subir a la plataforma. A otras personas que llamaron las trataron bastante mal cuando supieron que estábamos pidiendo por los árboles. Hicieron oído sordo a todo lo que se pidió…. Desoyeron todos los reclamos».

Los árboles son del pueblo y no de un puñado de funcionaries, nos quitan una parte vital de una ciudad que cada vez más se ve inundada por autos que liberas dióxido de carbono. No necesitamos más baldosas necesitamos más arboles.



Los jacarandás talados sobre la vereda del Banco Nación.

 


HACETE SOCIE Colaborá para sostener un medio, Alternativo, popular, comunitario, feminista y disidente. Hace click AQUÍ