Ley Medicinal del Cannabis: «No sirve para nada. Está fuera del alcance de las personas que tienen bajos recursos»

El 28 de agosto la Cámara de Diputados de San Luis aprobó la adhesión a la Ley Nacional N° 27.350 del “Uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados”.

La aprobación de esta ley fue mostrada como un gran avance para la sociedad. Pero desde los organismos que buscan legalizar el autocultivo medicinal del cannabis, las críticas no se hicieron esperar

Para conocer detalles, en #AhoraQueSiNosVen, el informativo de #LaBulla, hablamos con Ulises Lemos activista e integrante de ACEV Agrupación Cannabica Esperanza de Vida  quien comienza diciendo que «lo más certero que podés tener es hacer tu propio aceite en tu casa, si lo necesitás medicinalmente».Aunque luego advierte sobre los riesgos que se corren, por la criminalización que sigue teniendo quien autocultiva esta planta medicinal.

El interés sobre el cannabis medicinal radica, como menciona Lemos, en que «son 45 las patologias que se tratan con el cannabis. Hay 5 patologias que sólo se tratan con canabis ya que no existe medicina tradicioanl para eso».

Pero para sancionar  la adhesión de la provincia a esta ley nacional, nunca fueron convocadxs a lxs pacientes medicinales. Lxs senadores y diputadxs provinciales tampoco tuvieron en cuenta la información brindada por organismos locales como ACEV y A.L.A.P.U (Asociación Libre Acción Puntana), que presentaron informes, entrevistas con expertxs en cannabis medicinal, expertxs en políticas de drogas, entre otros. Queda así, como explica Lemos, «una ley que no beneficia a nadie y si beneficia el comercio».»Lo que acaba de hacer San Luis es una adhesión a la Ley nacional que ya no sirve para nada. Está fuera del alcance de las personas que tienen bajos recursos», recalca.

Queda claro que esta Ley nada aporta a las personas que no tengan los recursos económicos, que padezcan enfermedades y necesiten el cannabis medicinal, pero si trae consigo el beneficio a quienes detenten la comercialización del aceite. Y, como si esto fuera poco, permite la comecialización de un sólo aceite para la epilepsia refractaria, cuando hay cientxs de personas que lo necesitan por otras enfermedades y dolencias.

Se sigue, entonces, planteando la importancia de hablar del autocultivo y que el Estado deje de criminalizar a quienes cultivan el cannabis para uso medicinal.

Compartimos la entrevista completa mantenida con Ulises Lemos:



HACETE SOCIE Colaborá para sostener un medio, Alternativo, popular, comunitario, feminista y disidente. Hace click AQUÍ