¿Por qué está presa la partera Belén Weber?

Sabrina Yañez

Desde hace unos días, a través de comunicados de diversas organizaciones, conocimos la situación que atraviesa  Belén Weber, partera independiente universitaria de atención a domicilio, quien está presa en la Comisaria Primera de San Luis desde hace dos semanas.

Belén está privada de su libertad por asistir, en el año 2014,  a una mujer en trabajo de parto en la ciudad de San Luis. En eso momento, el parto se complica y, como relatan los comunicados en apoyo a Belén, «ante la falta de progreso, indica y procede a un traslado a la clínica Cehru, para una cesárea. Los médicos consideran que las condiciones de la madre y el bebe intra-útero ameritaban un parto vaginal a pesar de ser recomendada una cesarea. Ejecutando brutal y reiteradas veces la maniobra de Kristeller, prospcripta y desaconsejada por la Organización Mundial de la Salud y por el; Ministerio de Salud de la Nación Argentina (2003)».

Para conocer y profundizar sobre este tema, desde La Bulla dialogamos con Sabrina Yañez, becaria posdoctoral de Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) e integrante de Alumbra (http://alumbramza.wixsite.com/alumbra).

Sabrina Yañez viene investigando, desde hace varios años, sobre maternidades e institucionalización de las mismas y  considera que el proceso judicial de Belén está cargado de irregularidades y contextualiza cuales, según ella desde sus investigaciones, pueden ser las causas por las que se criminaliza a las parteras que acompañan partos respetados o domiciliarios. «Esto es algo que se reproduce constantemente y es que si hay un parto domiciliario que tiene una complicación y debe ser trasladado, no siempre las instituciones de salud están dispuestas a recibir con la atención inmediata que se necesita y a su vez escuchar lo que las acompañantes, parteras o médicos, cuenta sobre como se ha devenido el proceso».

Esto es lo que sucede con el parto que acompaña Belén en el año 2014, donde el bebé muere tras maniobras irregulares realizadas en la clínica, quedando Belén como la única imputada por homicidio culposo y lesiones y desvinculando la Justicia a les profesionales del sanatorio como responsables de la causa directa de muerte  informada en la autopsia.

La investigadora Yañez entiende esto como un claro caso de disciplinamiento tanto a las parteras como a las mujeres que deseen partos no institucionalizados. Y retomando a la antropóloga Robbie Davis Floyd, explica que «muchas de las prácticas que se realizan durante el parto tienen una función cultural más que científica. Y estas prácticas sirven para demostrarle a la mujer cual es su lugar en la sociedad. Es un lugar de subordinación, en un lugar donde su conocimiento no vale y donde no es dueña de su propio cuerpo y de su proceso corporal».

Y continúa Yañez diciendo que estas prácticas » tienen más que ver con ubicar a la mujer en un lugar de vulnerabilidad, de subordinación, de psiquicamente marcarle esa posición. Y con más razón hay que marcarle eso a una mujer que ha intentado parir de otra manera, de una manera mas autónoma». De ahí que la mayoría de las veces  «las instituciones funcionan como un rito de pasaje donde a la mujer se le marca cual es su lugar en la sociedad».

Para entender la razón por la cual en la actualidad hay una persecución a los partos que no se desarrollan en instituciones médicas, Yañez, invita a conocer cómo fue «que los partos ingresaron a las instituciones. Y explica que «no fue una demanda de las mujeres. No fueron las mujeres quienes pidieron el derecho a parir en hospitales. Esto fue parte de la historia de como en algún momento la medicina se apropió de los sabes de las mujeres».

Yañez  realiza un recorrido histórico a la Edad Media, donde se realizaban las famosas «cazas de brujas», momento en que muchas de esas mujeres quemadas eran parteras. «Y se las quemaba porque ponían trabas al desarrollo de la medicina obstétrica que en ese momento estaba surgiendo».

También,  Yañez plantea que en países «como Holanda y Reino Unido, el parto domiciliario es parte de las opciones del sistema de salud y está integrado». Es decir, se podría, si en verdad preocupa la seguridad de los partos domiciliarios, habilitar que el sistema esté preparado para recibir derivaciones en caso que sea necesario.

En esta entrevista que aquí compartimos,  Yañez  desarrolla una mirada crítica en torno a  las regulaciones y prácticas institucionales del sistema de salud durante los procesos de embarazo y parto que nos permiten hacer un anclaje y entender  la situación de persecución que ahora vive Belén Weber:


Compartimos el comunicado y contactos  que explican la situación actual de Belén:

PARTO en CASA- MUERE BEBE en hospital, PARTERA PRESA

Por orden del Juez Sebastian Cadelago (San Luis), Belén Weber (32 años y madre de un niño de 2 años)- partera independiente universitaria de atención a domicilio esta presa hace 2 semanas. En un proceso judicial lleno de errores procesales, sin freno.

Por asistir a una mujer en trabajo de parto en la ciudad de San Luis (2014). Y ante la falta de progreso, indica y procede a un traslado a la clínica Cehru, para una cesárea. Los médicos consideran que las condiciones de la madre y el bebe intra-útero ameritaban un parto vaginal a pesar de ser recomendada una cesarea. Ejecutando brutal y reiteradas veces la maniobra de Kristeller, prospcripta y desaconsejada por la Organización Mundial de la Salud y por el; Ministerio de Salud de la Nación Argentina (2003).

https://m.youtube.com/watch?v=whig459TwYk

https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/parto/maniobra-kristeller-0

En Argentina, 2 médicos ya fueron condenados en el 2008 por realizarla, en un fallo penal. http://neoquito.blogspot.com.ar/2010/06/kristeller-y-la-maniobra-invisible.html

Belén Weber- es la única imputada por homicidio culposo y lesiones; desvinculando la Justicia a les profesionales del sanatorio como responsables de la causa directa de muerte informada en la autopsia.

La condena al parto en domicilio es funcional al sistema de atención médico-hegemónico que incumple las leyes negando los derechos de la ciudadanía y causando lesiones y muerte.

El parto y nacimiento planificado en domicilio es una opción que garantiza salud, por tanto se intenta reprimirlo y eliminarlo como opción y competencia, y como caso testigo de las falencias y asistencia medica obsoleta, peligrosa y lesiva, usándolo como chivo expiatorio para endilgar las muertes y el abandono y mala praxis del sistema de ‘salud.

Necesitamos urgente que la Justicia de San Luis inculpe a los responsables de la muerte de este bebé y de los danios de la madre, y que libere a Belén Weber. Pedimos e instamos a que estas irregularidades se visibilicen para que haya un juicio justo y la familia conozca la verdad.

Contactos:

Silvina Peiru (medica obstetra) +54 354645-3133
Violeta Osorio (Observatorio de Violencia Obstétrica, Fortaleza ‘85) 116519-3610
Francisco Saraceno (Lic. en Obstetricia) 11 6 509-6471
Marina Lembo (Lic. en Obstetricia) 11 5 489-1649
Sonia Cavia (activista por los Derechos del Parto y Nacimiento) +54 9 3546-51 4772
Silvia Corso (Asoc.Arg.Parteras Independientes) 11 6525 6040


HACETE SOCIE Colaborá para sostener un medio, Alternativo, popular, comunitario, feminista y disidente. Hace click AQUÍ