Sigue el conflicto en la fábrica Tubhier

La Bulla

Con más de un mes de crisis, los trabajadores de Tubhier (Villa Mercedes) siguen resistiendo y exigiendo a la patronal que reincorpore a los 25 despedidos. La empresa, tras haber despedido en este año a más de 40 obreros, logró arreglar la indemnización con la mitad y de esta manera silenció a una parte de los damnificados. De igual manera, una veintena de personas permanece en las puertas de la empresa reclamando sus puestos de trabajo.
Los dueños de Tubhier, a pesar de haber sido llamados a conciliación obligatoria, hasta el momento no se han presentado a negociar. El gremio de la UOM (metalúrgicos), ha mantenido varias reuniones con los obreros locales y con funcionarios del Ministerio de trabajo de la Provincia y la Nación. Todos coinciden en que el problema debe ser solucionado cuanto antes, pero la empresa hace oídos sordos al reclamo. «Actúan como si fuesen amo señor de todo el país», declaraba uno de los trabajadores despedidos.
Incluso, en las últimas semanas, la dinámica del conflicto se ha transformado en un lock out patronal. Así, la gerencia evita que se crucen los trabajadores despedidos y los que aún están en dependencia, impidiendo que se puedan organizar. Con el agravante, que han dejado de pagarles a los más de 300 operarios que aún mantienen en planta y se están denunciando fuertes presiones y persecución sobre todos ellos. Amenazas por teléfono, encargados de seguridad que siguen a los trabajadores a sus domicilios y una serie de situaciones violentes, hacen a las características de un conflicto que no para de agravarse.
La Bulla se entrevistó con Emanuel, uno de los primeros despedidos, quien nos detalla el estado de situación.

ACTUALIZACIÓN: Tras la entrevista, hoy sábado a primer hora, la patronal de Tubhier hizo ingresar con custodia policial al resto de trabajadores para que iniciaran la producción. Los despedidos denuncian que esto fue posible con el aval político y de la CGT de Villa Mercedes, pasando por alto la conciliación obligatoria que los dueños de las fábricas se empecinan en no acatar. A estas horas, se está convocando una concentración en la puerta de la fábrica a partir de las 18 hs.