Una clase frente al Ministerio de Trabajo.

El pasado martes, docentes nucleados en el sindicato ADU y estudiantes de la UNSL se manifestaron frente al Ministerio de Trabajo de la Nación, en su sede local. Esto se realizó en el marco de reclamos tanto salariales, como de condiciones de estudio que la comunidad educativa está reclamando al Estado Nacional.
Los docentes tienen la paritaria salarial trabajada con una oferta de parte del gobierno macrista muy por debajo de los índices de inflación. El gobierno ofrece 31 por ciento en tres cuotas y la última cuota se cobraría en enero de 2017, lo que implica estancar los salarios de este año 20 puntos por debajo de la inflación calculada para el 2016 (40 % la interanual).
En este contexto de plan de lucha a nivel nacional y encabezado por la Federación Conadu Histórica, el sector docente viene profundizando los paros y medidas de fuerza. Esta semana se realiza una semana de paro total de actividades en más 26 Universidades Nacionales, y a esto se le suma la realización de diferentes actividades para visibilizar el conflicto.
De esta forma, frente a la sede del ministerio y reduciendo el paso vehicular, se desarrolló una charla sobre salario y canasta básica. En esa dinámica se pudo discutir el nivel de pérdida de poder adquisitivo al ritmo de la suba de precios en bienes y servicios. Cabe destacar este sector posee uno de los salarios básicos más bajos. Un docente auxiliar de primera con dedicación de 20 hs. semanales apenas supera los 6 mil pesos, un salarios para un trabajador calificado que claramente queda muy por debajo de la canasta básica que oscila en valores que van entre los 15 mil y 24 mil pesos según la zona y las características y calidad de los alimentos que la componen.
En la charla, se pudo conocer la tendencia decreciente de los acuerdos salariales del sector en los últimos años. Esto fue producto de malos acuerdos salariales que pautaron entre 2 y 3 puntos por debajo de la inflación, situación que produjo una pérdida del poder adquisitivo que hoy se profundiza ante un alza abrupta de los precios.
En términos de los protagonistas de esta lucha, la docencia universitaria ha salido a la calle y junto al estudiantado está trazando un plan de lucha a nivel nacional que excede lo salarial y plantea una defensa de las Universidades Públicas.
Compartimos entrevista con Claudia Campo, Sec. General de ADU: