Violencia policial en el #PoliclínicoDeSanLuis

El pasado sábado 8, en la Guardia del Policlínico de San Luis, pacientes que esperaban ser atendidxs, además de las demoras, carencias y falta de atención médica adecuada, sufrieron una clara situación de violencia por parte del policía que trabaja en esa dependencia pública.
Una vecina de la ciudad acude con su padre a la guardia y observa como un joven con intensos dolores en su brazo esperaba ser atendido desde hacía más de 3 horas. Ante la demora, la mujer solicita atención para el joven o un calmante hasta que lo asistan. Ningún médicx ni enfermerx se hacen presente. Sí irrumpe de forma violenta el policía de la guardia, quien a los gritos les decía que «si no les gustaba la atención del Hospital, se pagaran una prepaga y fueran a una clínica privada».
Ante esta situación, lxs presentes graban parte de la agresiva manera de dirigirse del policía, cuya actitud les infundió temor.
La vecina que nos comparte el breve video decidió no dar su nombre completo ni compartirlo en su red social ya que teme represalias por parte de la policía o problemas en su ámbito laboral o de lxs familiares que estaban acompañándola.
Esta situación evidencia las falencias en la salud pública puntana, pero también la violencia cotidiana y el accionar represivo con el que actúan las fuerzas policiales de la ciudad, como así también el temor de lxs puntanxs frente a la toma de represalias.